Iván Cruz, un cuatro intenso y hambriento

La sala de máquinas de Miribilla no cesa, llega la séptima incorporación para los Hombres de Negro en la LEB Oro, y es el turno de otro interior. Desembarca Iván Cruz (26 años, 2.08 metros).

El madrileño, formado entre la cantera del Estudiantes y la NCAA americana, recala en el Bilbao Arena tras haber disputado una temporada ACB discreta (2.8 puntos y 2.6 rebotes) en el Betis Energía Plus, que se hizo con sus servicios la pasada campaña para ser uno de sus pilares en LEB Oro, pero que tras terminar saliendo en Liga Endesa no tuvo el papel esperado.

El madrileño, tras su paso por los Miami Hurricanes, desembarcó en el Cafés Candelas Breogan dónde cuajó una gran campaña, firmando unos más que buenos 10,2 puntos y 6 rebotes en liga regular, que aumentaron hasta 9,4 puntos y 9,6 rebotes de media cuando llegó la hora de la verdad en los 8 encuentros de playoff con los gallegos.

Su pasado en la LEB Oro nos habla de un jugador con hambre, capaz de aportar mucho, de abrir el campo y de anotar con facilidad gracias a su juego sin balón. De gatillo fácil desde más allá del arco, Cruz es un jugador que destacó en la liga universitaria por su faceta como shooter, incluso hasta estar encasillado como especialista, pero que en Breogan hace dos temporadas quiso demostrar que es capaz de mucho más. Tenaz reboteador, gracias a una gran envergadura, Cruz es un jugador físico y capaz de aportar en defensa. Intensidad y compromiso son señas de identidad del jugador madrileño, que llegará a Bilbao con ganas de reivindicarse.

Nos ponemos en contacto con nuestro amigo Luis Mesa, periodista de Red Verde, que conoce bien a Iván de su paso por Sevilla la pasada campaña: “Con Iván Cruz, Bilbao va a ganar sobre todo compromiso y talento por pulir. Su estreno en la ACB no fue lo más vistoso, pero demostró ser un jugador capaz de tener un rango de tiro decente pese a jugar por dentro, y también preparado para rebotear e incluso tener una visión de juego bastante buena. En LEB Oro seguro que lo veremos más implicado en la pintura como ya estuvo en Breogán. Para el Betis, sin duda hubiera contado con él para esta campaña.

También hablamos con Carlos Mirás Avalos, experto en ligas FEB, que nos da su opinión sobre el juego de Iván: “Cuando Iván Cruz llegó a Lugo hace dos años, directamente desde el baloncesto universitario estadounidense, el pesimismo cundió entre los aficionados lucenses, siempre ansiosos de incorporar a un pívot grande, duro e intimidador. A Cruz le precedía la fama de cuatro tirador y alérgico a la pintura, algo que chocaba frontalmente con los deseos de la parroquia breoganista.

Además, por su falta de experiencia, imaginaban que habían fichado un jugador que necesitaría mucho tiempo para adaptarse a una liga tan competitiva como es la LEB Oro. Nada más lejos de la realidad. Poco tardó el ala pívot madrileño en enamorar a su nueva afición con sus actuaciones cargadas de intensidad y, sobre todo, inteligencia. Efectivamente, Iván Cruz demostró tener buena mano desde de la distancia pero es que, además, se fajó en la pintura con los grandes pívots de la liga desde el primer día, mostró poseer grandes dotes para el rebote en ambas zonas, tanto por instinto como por conceptos, y, sobre todo, demostró conocer el juego a la perfección, pues siempre estaba bien situado y tomaba la decisión correcta. Su madurez fue una grata sorpresa para todos, breoganistas, en particular, y aficionados a la LEB Oro, en general.

El pasado verano fichó por un Betis que no tenía muy claro si saldría en ACB o en LEB Oro. Finalmente, los andaluces salieron en la Liga Endesa e Iván Cruz vio que no contaba demasiado para su entrenador. A pesar de todo, demostró su profesionalismo y se adaptó a un rol residual, compitiendo en cada entrenamiento, aunque no fue fácil ofrecer un buen rendimiento en los escasos minutos que tuvo en pista. ‌Ahora Cruz regresa a la LEB Oro, a un proyecto como el de Bilbao Basket llamado a estar en los puestos altos, con la intención de recuperar la excelsa versión mostrada en su temporada rookie y de demostrar que su gris campaña en Sevilla no ha supuesto un freno a su progresión.

Los Hombres de Negro van tomando forma, y se adivinan las líneas maestras del proyecto de Álex Mumbrú, que contará con una base de jugadores experimentados y polivalentes, a la que sumar los jóvenes talentos de Brown y Larsen. Ahora el club se centra en la llegada de un interior móvil y que pueda jugar por encima del aro, como complemento del danés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: